OPINIÓN

Europa necesita una unión de quiebras

Richard Barley ¦ The Wall Street Journal Europe. 18 NOVIEMBRE, 2012

Europa está trabajando en una unión bancaria, pero quizás debería plantearse también una unión de quiebras. Dado que la capacidad que los bancos tendrán en el futuro de realizar préstamos está limitada por su obligación a aumentar sus reservas de capital, los mercados de capitales, en concreto, los bonos que ofrecen más rentabilidad, tendrán que cubrir el vacío para financiar empresas europeas. Pero, a diferencia del Capítulo 11 de EEUU que facilita las reestructuraciones corporativas, Europa tiene una caótica mezcla de procedimientos nacionales, a menudo nada efectivos. Esta situación resulta preocupante. La Regulación sobre Insolvencia de la Comisión Europea sólo especifica que la ley que se aplica a los procedimientos de insolvencia será la del estado miembro donde estén abiertos los procedimientos. Los marcos reguladores británico y holandés tienen fama de funcionar relativamente bien. Sin embargo, en otros países, los acreedores están sujetos a leyes que varían en función del tratamiento de los ránking de acreedores, de los derechos de la actual dirección, accionistas y empleados y la capacidad de los acreedores de hacer cumplir sus demandas. Las reestructuraciones a menudo suelen sortear el sistema judicial, dado que en algunas jurisdicciones, los jueces tienen potestad para desestimar acuerdos negociados entre deudores y acreedores. Con esta actitud se corre el riesgo de que la empresas terminen presentando concurso de acreedores en lugar de ser objeto de un rescate. Los problemas de Europa han derivado en complejas soluciones en las que las compañías de Alemania y otros países establecen su domicilio en Reino Unido para sacar partido de un sistema jurídico más flexible. Pero incluso en Reino Unido no hay ningún procedimiento de reestructuraciones similar al Capítulo 11, que también se beneficia de un sistema de magistrados expertos en el tema. Alcanzar una uniformidad en materia legislativa no resultará fácil, sobre todo en lo referente a concursos de acreedores, dada la diversidad de normas que hay en Europa en relación a la deuda y los créditos. Es probable que los tenedores de bonos tengan dudas sobre los distintos sistemas judiciales y su interpretación de la legislación paneuropea. Pero esto daría a los acreedores una mayor seguridad. Si el proceso se racionalizase, aumentarían las posibilidades de supervivencia de las compañías viables, con lo que se protegerían puestos de trabajo. La buena noticia por ahora es que el mercado europeo de alta rentabilidad está abierto para las empresas. Las emisiones se dispararon en septiembre a 6.900 millones de euros, el mes con mayor actividad desde marzo de 2011, según los datos de Société Générale. Los rendimientos son muy altos: los bonos no financieros denominados en euros rentan un 19,4% hasta el momento este año, según los índices de Barclays. Esto, unido a la baja tasa de impagos y a la escasez de rentabilidad en el resto del mercado, hace pensar que los inversores podrían invertir en deuda con altos rendimientos en los próximos meses. Aún así, el mercado europeo no es más que una sombra de su hermano mayor estadounidense: la deuda total de grupos no financieros en circulación en Europa asciende a 165.000 millones de euros, frente a 959.000 millones de dólares (751.000 millones de euros) de EEUU. Sin embargo, sin una mayor uniformidad, el mercado europeo no podrá aportar toda la financiación necesaria. Esto será negativo para las empresas, los trabajadores y los gobiernos de la región.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: